Lipólisis con VASER

En el caso del abdomen, se resaltan las marcas naturales de la pared de esa zona del cuerpo, tanto los surcos verticales como los horizontales, imitando las señales de los músculos rectos, los serratos y los oblicuos.

En el pecho se delimitan los bordes inferior y lateral. De igual forma, se puede aumentar su volumen colocando grasa extraída del propio paciente.  En el caso de los hombros y los brazos, se pretende definir los músculos deltoides, bíceps y tríceps. En la espalda se logra demarcar los músculos lumbares y los hoyuelos del sacro. En las piernas se puede profundizar la parte lateral del muslo. Esta técnica es ideal para pacientes con escasos depósitos de grasa en las áreas a trabajar, y permite lograr una apariencia fuerte y musculosa. No se puede realizar en pacientes con sobrepeso u obesidad. Para conservar a largo plazo las metas obtenidas, y mejorar cada vez más, es muy importante que el paciente continúe realizando ejercicios físicos. Adicionalmente, es conveniente también tener unos buenos hábitos alimenticios.